28 ago. 2013

¿Qué es la Asamblea de la Carrera de Filosofía?

Este espacio de la asamblea de filosofía surge en el contexto de la toma de la facultad, de la necesidad de discutir y debatir asambleariamente las cuestiones que hacen a la universidad. Problematizamos la forma en que se produce conocimiento, la forma en que se organizan los órganos de gobierno y, asimismo, reivindicamos los métodos adoptados durante el conflicto: toma de decisiones en asambleas, comisiones mandatadas y revocabilidad de sus miembros votados en asamblea y las manifestaciones públicas, tanto las clases como las movilizaciones.
    En este marco, hubo dos derroteros de discusión fundamentales: la reforma del plan de estudios y la junta departamental de la carrera. Consideramos que la junta departamental es un órgano antidemocrático por su propia forma de funcionamiento. Básicamente, la forma de representación política permite que una minoría tome decisiones en base a intereses espurios y a espaldas de la mayoría de quienes conformamos la carrera. En virtud de este carácter antidemocrático, buscamos democratizar todos los órganos de gobierno. En el mismo sentido nos declaramos independientes de todas las camarillas (tanto las trincheristas como las radicales) y de los intereses patronales que representan, de este modo también somos independientes del gobierno nacional y la oposición parlamentaria. De cara a nuestra intervención en la Junta Departamental, apostamos a organizarnos bajo la forma de la democracia directa. Esto significa no permitir ser sustituidos en la toma de las decisiones que nos competen a todos y todas. Dicho de otra manera, se trata de generar un espacio que se dé a sí mismo sus propias formas, métodos y reivindicaciones políticas.

Semejante apuesta implica para nosotros y nosotras, lo siguiente:

1. Convocatoria permanente a instancias públicas y abiertas para el tratamiento colectivo de los problemas de la carrera.
2. Delegados que asuman con la renuncia firmada, pudiendo ser revocados en cada asamblea y de carácter rotativo, para garantizar que cualquiera pueda ser delegado si así se decide. A su vez, estos delegados funcionarán como voceros de las decisiones tomadas en las asambleas.
3. Circulación permanente de la información como condición de posibilidad de cualquier decisión democrática.
4. Estas mismas instancias públicas y abiertas determinarán los criterios programáticos para asegurar el cumplimiento del mandato asambleario en las discusiones puntuales que se den en la Junta Departamental. Hemos avanzado con algunos criterios producto de nuestras asambleas precedentes, los cuales siempre pueden ser re-discutidos en cada asamblea. Los detallamos a continuación:

0) Todos los acuerdos son rediscutibles y están sometidos a las votaciones autónomas de cada asamblea.
1) La metodología de este espacio es la democracia directa con consejeros mandatados por la asamblea y revocables (asumen con la renuncia firmada).
2) Por una reforma del plan de estudios discutida democráticamente entre todos los claustros.
3) Defensa de las cátedras paralelas y seminarios colectivos, con renta para los docentes. Por la incorporación de contenidos críticos hoy vedados.
4) Por más presupuesto, más horarios de cursada —especialmente vespertinos— y renta a los ad honorem.
5) Democratización de los órganos de co-gobierno —que incluya claustro único docente y mayoría estudiantil— y del acceso a cargos de docencia e investigación. Democratización de la producción de conocimiento.
6) Reivindicación de la democracia directa, las asambleas y los delegados mandatados, y de los métodos de lucha del movimiento estudiantil, como las tomas y la lucha en las calles.
7) Por un movimiento estudiantil que se alíe en la lucha con los trabajadores y el pueblo. Por una educación popular con ingreso irrestricto.
8) Independencia de las dos camarillas de la JD y el decanato, tanto la trincherista como la radical. Independencia del gobierno nacional y de la oposición parlamentaria, que ponen la educación al servicio del mercado.

Esta es la manera que, a nuestro criterio, permite desarrollar y fortalecer una organización democrática capaz de intervenir en estos organismos antidemocráticos e imponer nuestros intereses. Te invitamos a construir en la asamblea la filosofía que queremos. Te invitamos a pelear por estas propuestas en la JD y en cada espacio que habitamos.